Prevención de la parálisis cerebral infantil (PCI).

sintomas

Existen avances médicos que pueden ayudar a prevenir la parálisis cerebral infantil, sin embargo hay que tener en cuenta, que en la presencia de anomalías genéticas y casos en donde se desconoce su causa, no se puede realizar una prevención.

Consulta preconcepción: Un aspecto que actualmente tiene gran importancia es la de realizar un embarazo planificado, en el cual se debe realizar una evolución antes de la concepción que les permita determinar antecedentes genéticos de la pareja, exámenes obstétricos para determinar que no existen problemas para concebir, así como educar a la pareja a la prevención ante la exposición de factores de riesgo como agentes tóxicos y malnutrición de la madre.

Prevención por vacunas: Es importante realizar la vacunación contra la rubéola en la madre, una e infección de alto riesgo a desarrollar PCI en el feto, así como otras infecciones que poseen características similares como lo son la toxoplasmosis, sífilis, hepatitis, citomegalovirus y herpes. De igual manera la mujer debe evitar el riesgo de contraer infecciones, como buena higiene, evitar el contacto con animales como los gatos o su área de higiene que puede infectar de toxoplasmosis.

Ictericia: Un trastorno frecuente en los recién nacidos, en donde se observa un color amarillento de la piel y de la zona blanca de los ojos (esclerótica), desarrollada durante los primeros días de nacido, y es causada por un aumento de la bilirrubina en la sangre debido a que el hígado del recién nacido no es capaz de descomponerla y eliminarla con la suficiente rapidez. Puede ser tratada con fototerapia, cuando no es eficaz, se puede realizar una transfusión de sangre específica para estos casos.

Traumatismos craneoencefálicos: Todo aquel daño causado en el sistema nervioso central causado por una fuerza externa, contusiones fuertes. Es considerada una de las causas más frecuentes de daño cerebral postnatal. Es importante tomar las medidas de seguridad necesaria para evitar este tipo de accidentes, como utilizar el asiento para niños en los automóviles, cascos en caso de bicicletas o patines, evitar utilizar productos resbaladizos, utilizar barras en caso de camas altas, vigilarlos durante el baño, entre otros.

Incompatibilidad del Rh sanguíneo: Si una mujer Rh negativo y un hombre Rh positivo conciben un hijo, el bebé podría heredar el tipo de sangre del padre RH positivo, causando incompatibilidad entre la sangre de la madre y el feto. Por lo tanto es importante que cada mujer que quede embarazada determine su grupo sanguíneo y el del padre.

En términos generales, para disminuir la posibilidad de que el niño adquiera parálisis cerebral, es importante someterse a revisiones regulares, tener una buena alimentación, evitar el consumo de bebidas alcohólicas tabaco y drogas incluyendo medicamentos contraindicados para embarazadas y madres en período de lactancia, tomar las medidas de seguridad recomendadas para niños en caso de accidentes.

¿Cómo se detecta la PCI? Conoce la respuesta AQUÍ