Evaluación y diagnóstico de la parálisis cerebral infantil (PCI).

tratamiento

Los primeros síntomas se presentan antes de los 2 años de edad, cuando se pueden detectar irregularidades en el comportamiento normal del niño, como posturas irregulares, dificultades en etapas del desarrollo como sentarse, gatear o tomar algún juguete, además es común observar un tono muscular anormal rígido o flácido, que pueden ser indicativos de una parálisis cerebral.

Es importante comunicar al médico a penas se observe un comportamiento diferente en el bebé, quien se encargará de realizar las evaluaciones preliminares como lo son revisión del tono muscular, comprobar si ha desarrollado una preferencia por su mano derecha o izquierda, revisión de los reflejos, ya que puede existir la presencia de los llamados reflejos primitivos, comunes en los primeros meses, pero que desaparecen a los 6 o 12 meses de vida. De igual manera según Medina (2007) “…se debe hacer una anamnesis detallada de los antecedentes patológicos familiares tratando de buscar antecedentes de enfermedades neurológicas, genéticas, malformativas y heredometabólicas, lo cual ayuda en el diagnóstico diferencial de la PC con los trastornos neurológicos. Se debe indagar sobre la presencia de factores de riesgo durante el embarazo, parto y período neonatal.”

Esta información puede complementarse con exámenes clínicos y de laboratorio, en los que se incluyen: evaluaciones exploratorias del recién nacido, evaluaciones intrauterinas prenatales, análisis genético, exámenes postnatales y evaluaciones de los impedimentos y discapacidades del bebé o niño.

Si su médico de familia o pediatra sospecha que su hijo tiene parálisis cerebral, podría ordenar una serie de pruebas para hacer un diagnóstico y descartar otras posibles causas.

Electroencefalograma: Este examen se utiliza para registrar la actividad eléctrica del cerebro, para observar si hay algún cambio en los patrones normales de las ondas cerebrales y es indicado cuando el bebé o niño ha presentado convulsiones, lo cual podría ser un indicativo de que pueda tener epilepsia, un enfermedad asociada a la parálisis cerebral.


sintomas

Ultrasonido: Con el ultrasonido se envían ondas al cerebro y utiliza el patrón ecos para formar una imagen de sus estructuras, el ultrasonido se puede realizar en los bebés antes de que los huesos del cráneo estén completamente desarrollados, generalmente hasta los 18 meses de vida. Permite evaluar problemas en el cerebro o quistes.

Tomografía Computerizada (TAC): Es un procedimiento que utiliza muchos rayos X para obtener del cuerpo. Es probable que sea necesario administrar un sedante ligero al niño, ya que debe mantenerse completamente quieto durante al menos 20 minutos que dura el examen.

Resonancia Magnética (RM): Es un examen imagenológico que utiliza imanes y ondas de radio potentes para crear imágenes del cuerpo. Un examen produce docenas o algunas veces cientos de imágenes, se utiliza fundamentalmente cuando se sospecha una lesión cerebral estructural, que pueda ser visible mediante las imágenes.


sintomas

Exámenes físicos: Cómo se mencionó anteriormente es importante evaluar la función motora del niño, observa su desempeño al caminar, estar sentado, de pie o corriendo. Para la evaluación física se suele apoyar de instrumentos de evaluación del desarrollo mental y psicomotor en la edad temprana, como lo es la Escala de Desarrollo Infantil de Bayley, la cual para evaluar niños con edades comprendidas entre elnacimiento y los 30 meses.

Según Wikipedia (2016), Los aspectos que evalúa son tres: mental, psicomotricidad y registro comportamental.

  1. Mental: Analiza aspectos relacionados con el desarrollo cognitivo y la capacidad de comunicación.
  2. Psicomotricidad: Proporciona una medida del grado de control del cuerpo, de la coordinación de los músculos grandes y de la habilidad manipulativa de manos y dedos.
  3. Registro comportamental: analiza la naturaleza de las orientaciones sociales y objetivos hacia el entorno.

Exploración neurológica: Para Barkley (1998) para las disfunciones neurocognitivas cualquier exploración clínica tiene 3 ejes fundamentales: la entrevista clínica, el examen médico y la medición cualitativa cognitivo-comportamental. Todos estos elementos de la exploración clínica son fundamentales. Las formas de obtener la información por el pediatra en el niño desde la etapa preescolar hasta la adolescencia se basan principalmente en el diálogo, en el juego y en el dibujo, según la edad se puede alcanzar información aplicando una metodología distinta.

Pruebas de laboratorio: Los exámenes pueden detectar problemas genéticos o metabólicos, así como para descartar otro tipo de enfermedad.

Evaluación de problemas sensoriales: Ante la presencia de problemas de la vista, es común presentar la pérdida del campo visual, de la acuosidad del ojo, problemas de movimiento ocular y o problemas de procesamiento, oído, el equilibrio asociado a problemas relacionados con el oído interno, olfato pérdida de olfato (hiposmia o anosmia en función del grado de severidad del síntoma), el gusto el cual se encuentra asociado con la pérdida del olfato, propiocepción.

Métodos alternativos de diagnóstico:


  1. Estudios neuroimagenológicos.
  2. Pruebas genéticas y metabólicas.
  3. Estudios de coagulación.
  4. Estudios de condiciones acompañantes.

Para la valoración de los aspectos psicológicos y relacionados con la calidad de vida de estos niños se recomiendan evaluaciones complementarias en el medio familiar y escolar.