Definición de la parálisis cerebral infantil (PCI).

sintomas

Es un término utilizado para definir un grupo de trastornos que comprometen el funcionamiento del sistema nervioso y del cerebro del feto o del niño, de carácter persistente, produciendo incapacidades motoras como debilidad muscular o alteraciones en el movimiento y la postura, incapacidades auditivas, visuales, del aprendizaje (déficit intelectual), comunicaciones (dificultades en la articulación de las palabras), sensoriales y crisis convulsivas (epilepsia).

Los trastornos del sistema nervioso se pueden generar por una lesión cerebral o por problemas durante la gestación del feto, lo que es conocido como “causas prenatales”, es decir que se producen antes del nacimiento y que según las estadísticas tiene el mayor porcentaje de incidencia en casos de parálisis cerebral infantil, también pueden ocurrir durante el proceso de nacimiento, comúnmente por casos de asfixia durante el parto. La parálisis cerebral infantil, también se puede presentar por factores externos luego del nacimiento, como accidentes o enfermedades, denominado como “parálisis cerebral adquirida”.

La parálisis cerebral infantil (PCI) no es de carácter hereditario, su manifestación varía a lo largo del desarrollo o crecimiento del niño y puede mejorarse la condición con tratamientos y terapias, sin embargo no tiene cura.

Según estudios la parálisis cerebral infantil (PCI) es considerada como la primera causa de discapacidad infantil que tiene una frecuencia de 2 a 3 casos por cada 1000 nacidos vivos, esta se ha visto incrementada en los últimos años, y en parte se acredita a la mejora en el cuidado intensivo de los bebés prematuros, quienes tienen mayores riesgos de padecer problemas en el sistemas nervioso o de sufrir un daño neurológico.